LULAC está Listo Para Ayudar a Puerto Rico tras las Devastadoras Secuelas del Huracán Fiona

La organización de derechos civiles latinos más grande y antigua del país, con su segunda población más grande de miembros ubicada en la isla de Puerto Rico, se está movilizando localmente para ofrecer ayuda a los puertorriqueños necesitados

San Juan, PR – La Liga de Ciudadanos Latinoamericanos Unidos (LULAC, por sus siglas en inglés) ayudará en los esfuerzos de recuperación tras el huracán Fiona en Puerto Rico, que dejó 30 pulgadas (76.2 cm) de lluvia en la isla. Más de 1,000 residentes han sido rescatados en todo Puerto Rico hasta el momento, con al menos una muerte reportada, y más de un millón de personas estaban sin electricidad a partir de ayer, y muchas sin agua corriente.

LULAC está en el proceso de ayudar en los esfuerzos de recuperación en comunidades locales donde sea necesario y abogar ferozmente por la asistencia de socorro del gobierno federal, como lo hizo después del devastador huracán María en 2017. Desde esa tormenta sin precedentes hace cinco años esta semana, y con respecto al gobierno federal, LULAC ha sostenido: “Las promesas hechas deben ser promesas cumplidas para los ciudadanos estadounidenses de Puerto Rico”.

Los siguientes líderes de LULAC emitieron declaraciones sobre el huracán Fiona en Puerto Rico:

“Apoyamos la decisión de la Administración de Biden de aprobar asistencia inmediata al pueblo de Puerto Rico. Una vez más, los más vulnerables son los más afectados. La pérdida de la red eléctrica de la isla es especialmente preocupante debido a los equipos médicos y de atención que requieren electricidad. Instamos a todas las agencias federales involucradas en la respuesta de emergencia a actuar con urgencia deliberada para ayudar a Puerto Rico”, dijo Domingo García, presidente nacional de LULAC.

“Sabemos que nuestros miles de miembros en la isla están movilizados y trabajando para ayudar a las personas afectadas. LULAC elogia su servicio”, dijo Sindy Benavides, CEO de LULAC. “También queremos agradecer al Presidente Biden por aprobar una declaración de emergencia en Puerto Rico y autorizar a la Agencia Federal para el Manejo de Emergencias (FEMA, por sus siglas en inglés) a movilizar y coordinar la ayuda. A medida que se evalúen los daños generalizados inmediatos y a largo plazo de las viviendas e infraestructura, LULAC trabajará con las autoridades federales para garantizar que las personas obtengan la ayuda que necesitan”.

“LULAC Puerto Rico está hombro con hombro con el pueblo de Puerto Rico en este momento, que una vez más ha sido devastado por un cruel huracán. Nuestros miembros de LULAC están trabajando las 24 horas para ayudar a las víctimas en las comunidades locales”, dijo Elsie Valdés Ramos, Vicepresidenta Nacional de Mujeres de LULAC. “Estamos en solidaridad con las acciones rápidas del Presidente Biden al declarar una emergencia en la isla y agradecemos a su administración por el aumento del apoyo federal, donde cientos de personas ya están trabajando para ayudar con los esfuerzos de socorro y la recuperación, en coordinación con el Gobernador. Sin embargo, es la esperanza de LULAC Puerto Rico que los esfuerzos de recuperación a largo plazo no sean una repetición del huracán María con respecto a lo lentos que fueron”.

“Actualmente, gran parte de la isla sigue siendo inaccesible para los rescatistas y cientos de personas se han visto obligados a abandonar sus hogares, muchos de los cuales no se considerarán habitables”, dijo Ivonne Quiñones Lanzó, Vicepresidenta Nacional de LULAC para el Sureste, que reside en Hato Rey, Puerto Rico. “Se ha tardado demasiado en recuperarse de los huracanes Irma y María en 2017 porque los fondos federales para la recuperación a largo plazo fueron rehenes de las luchas políticas internas en el Congreso, así como de las restricciones de la Administración Trump sobre algunas partes de la ayuda. LULAC no soportará una repetición de 2017 ya que los puertorriqueños están lidiando con otro huracán devastador”.

“El cambio climático significa que Puerto Rico solo verá tormentas más intensas”, dijo Carlos Fajardo, Director Estatal de LULAC para Puerto Rico. “A fin de cuentas es que la isla necesita estar mejor preparada para lidiar estas tormentas y gastar más de $5.3 mil millones, o el 19 por ciento, de los $28 mil millones en financiamiento que FEMA se comprometió para proyectos de recuperación posteriores al 2017. Independientemente de los obstáculos por la pandemia, corresponden tanto al gobierno federal como a los gobiernos locales construir una mejor infraestructura para que podamos limitar los daños y, en última instancia, salvar vidas. Si Estados Unidos puso a un hombre en la luna en el año 1969, seguramente el gobierno puede evitar apagones masivos en Puerto Rico en el 2022”.

Sobre LULAC

La Liga de Ciudadanos Latinoamericanos Unidos (LULAC) es la organización voluntaria de derechos civiles más grande y antigua del país que empodera a los hispanoamericanos y construye comunidades latinas fuertes. Con sede en Washington, DC, con 1,000 consejos en los Estados Unidos y Puerto Rico, los programas, servicios y la abogacía de LULAC abordan los problemas más importantes para los hispanos, abordando las necesidades críticas de hoy y del futuro. Para obtener más información, visite https://lulac.org/

Receive recent news from the League
of United Latin American Citizens.

Become an eMember!