Califican a ICE la peor agencia; la acusan de ocultar cientos de mujeres

NovedadesNews.com

Oct 10, 2019

Dallas, Tx.- La mayoría de las agencias federales tienen un importante respaldo de los estadunidenses, mientras que la oficina de Inmigración y Control de Aduanas (ICE) se coloca al final de la lista, según una encuesta del Pew Research Center.

Las cinco primeras son el Servicio Postal, el Servicio de Parques Nacionales, la NASA, el Centro para el Control y Prevención de Enfermedades (CDC) y el FBI. Todas superan el 70 por ciento de opiniones favorables.

Son el Departamento de Educación y ICE las que recibieron menos de 50 por ciento de comentarios positivos. La primera 48% y la segunda 42%.

Al separar por partido político, los republicanos otorgan un 70% de apoyo a “La Migra” contra el 19% de los demócratas.

“A pesar de los niveles históricamente bajos de confianza pública en el gobierno federal, los estadunidenses en todo el espectro político continúan expresando abrumadoramente opiniones favorables de varias agencias federales individuales”, destaca el reporte del Pew, el cual no ofrece los motivos por los que los ciudadanos califican negativamente a algunas oficinas.

De las 16 agencias consultadas en una encuesta nacional realizada del 5 al 16 de septiembre, 14 son vistas de manera más favorable que desfavorable por el público.

Las críticas a ICE han ido en aumento en los últimos dos años, algo que incluso el actual director Matthew Albence considera injusto, al señalar que es la única agencia a cuyos oficiales se les pide no cumplir con las órdenes judiciales en el caso de detenciones en redadas.

ICE ESCONDE MIGRANTES

La agencia ha trasladado a cientos de mujeres a distintos centros de retención, informaron voceros de la dependencia federal

La oficina de Inmigración y Control de Aduanas (ICE) ha cambiado la operación del Centro Residencial Familiar del Condado de Karnes, en las afueras de San Antonio, el cual se construyó para albergar a las familias detenidas en la frontera, pero en abril se convirtió en una instalación que albergó a mujeres adultas solteras.

Ahora, sin aviso previo, esa oficina volvió a modificar el tipo de inmigrantes que mantiene encerrados, enviando a decenas de mujeres a distintos centros de detención sin avisar a sus abogados. Lo peor, según reporte de Rolling Stone, es que no hay planes de que ICE revele esos datos.

La organización RAICES lleva cinco días sin poder localizar a los cientos de mujeres que fueron alojadas allí y ahora están “dispersadas a centros de detención en todo el país”, señala el reporte.

“ICE no les dirá dónde están las mujeres, muchas de las cuales son clientes de la organización”, apunta el portal.

Andrea Meza, directora de servicios de detención familiar de RAICES, afirma que de al menos 1,000 mujeres, hay aproximadamente 300 o 400 mujeres con las que ya se tiene contacto. “Aún no sabemos dónde podrían estar el resto”, acusó.

La revista afirmó que ICE no quiso ofrecer una explicación sobre los hechos.

Los problemas no son nuevos, ya que según los voluntarios de RAICES, el Centro de Refugiados e Inmigrantes para Educación y Servicios Legales, que ha estado proporcionando servicios legales pro-bono, comenzaron a notar que las mujeres detenidas en las instalaciones se quejaban de situaciones médicas graves.

La organización impulsó una campaña para mejorar las condiciones, la cual fue escuchada por representantes como Elizabeth Warren, Bernie Sanders, Kamala Harris y el aspirante presidencial Julián Castro, pero el esfuerzo se vino abajo cuando las inmigrantes fueron trasladadas a espacios desconocidos.

DEMANDA DE LULAC

La intención del gobierno de Donald Trump de extraer muestras de ADN de inmigrantes detenidos en cáceles del servicio de Inmigración y Aduanas (ICE, por sus siglas en inglés) encontrará próximamente su primer obstáculo legal. La Liga de Ciudadanos Latinoamericanos Unidos (LULAC), la organización de defensa de los derechos latinos más grande y antigua del país, prepara una demanda contra el plan del presidente.

LULAC anunció que está “formando una coalición con otras organizaciones de defensa legal para tomar medidas en un tribunal federal contra la Oficina de Inmigración y Aduanas (ICE) [que pretende] recolectar muestras de ADN de decenas de miles de detenidos bajo su custodia”. El presidente de la organización, Domingo García, entiende que el plan de la agencia viola “nuestra constitución y el derecho internacional“.

García se refirió específicamente a la la presunción de inocencia y a las “protecciones contra la autoinculpación y el derecho a representación legal, incluso cuando un individuo es interrogado por primera vez bajo sospecha de haber cometido un delito”. Para el el presidente de LULAC, “ICE está llevando a cabo uno de los actos más invasivos en masa por parte de una entidad de aplicación de la ley en suelo estadunidense que hemos presenciado”.

Desde la organización que encabezará la demanda denuncian que se trata de una “despreciable y deshumanizante violación del cuerpo y privacidad” de “hombres, mujeres y niños. Y recordó que “el abuso de ADN y refugiados tiene una historia sólida en Estados Unidos”.

Por su parte, Angélica Salas, directora ejecutiva de la Coalición por los Derechos Humanos de los Inmigrantes de Los Ángeles (CHIRLA), dijo a Univisión que “todos estamos protegidos por la Constitución, independientemente del estatus migratorio“. Salas recordó que las muestras de ADN no se pueden usar sin el consentimiento de la persona a las que pertenecen.

PLAN DE TRUMP

Un alto rango del Departamento de Seguridad Nacional (DHS) anunció la semana pasada bajo anonimato la medida. El propósito, según dijo en una llamada con periodistas, es identificar mejor a las personas que tratan de cruzar la frontera sin autorización y comprobar parentescos. La información genética se la enviarán a la Oficina Federal de Investigaciones (FBI) para que elabore una base de datos.

Estos datos genéticos, que también los podrán usar otras oficinas federales, se unirán a los biométricos tradicionales que ya recolecta el gobierno.

Según Telemundo, ICE comenzó el pasado mayo el programa piloto de ADN en siete puntos de control fronterizo. Posteriormente añadió tres localidades. Los datos de DHS revelan que en la primera fase, destinada a comprobar el parentesco de familias en la frontera, 16 familias de un total de 84 no pasaron la prueba.

Receive recent news from the League
of Latin American Citizens.

Become an eMember!